Huarmey

Inicio | Artículos Destacados | Salud: El fútbol no resuelve problemas pero es una terapia social que se vive colectivamente

Salud: El fútbol no resuelve problemas pero es una terapia social que se vive colectivamente

El empate con sabor a triunfo de Perú frente a Argentina, alimenta el sueño de ir al Mundial Rusia 2018. Si bien el fútbol no resuelve problemas, sí es una terapia social.

El libro Psicología e impacto emocional de los deportes en los espectadores, publicado el 2001, mide el poder que puede tener el fútbol para levantar la autoestima de un país.

Elmer Huerta, asesor médico de RPP Noticias, resumió cinco ideas fuerza del texto que analiza el imparable efecto del fútbol, y que también alcanza a otras disciplinas deportivas.

1. El ser hincha ofrece una comunidad establecida. “El nuevo puede rápidamente pertenecer a ese ‘club’ (aficionados de la blanquirroja). Solo hay que ir a la casa de alguien para volverse miembro de ese grupo”.

2. El sentido de pertenencia a esa comunidad aumenta la sensación de bienestar del individuo y del grupo, da identidad.

3. Pertenecer a esa comunidad da un lenguaje generacional común. “El abuelo es capaz de hablar el mismo lenguaje que el nieto, que el hijo y que los padres”.

4. Ser hincha o aficionado le ofrece al individuo y al grupo, un espacio seguropara poder expresar sus emociones.

5. Ser hincha permite que el individuo y el grupo, indirectamente experimenten el éxito de los deportistas ganadores. “Dicen -por ejemplo- ‘si ellos pueden, yo también puedo’, ‘si ellos son peruanos, yo también, y puedo triunfar'”.

Venimos de un triunfo 2-1 ante Ecuador y ahora un empate frente a Argentina, una alegría colectiva que impacta favorablemente en la salud emocional. “La expresión de la alegría dinamiza la mente y el cuerpo. Se activan neurotransmisores y hormonas, el lado más saludable de la gente. Después de una alegría estamos más sanos”, destaca el especialista.

Esa posibilidad de vivir el disfrute de forma colectiva es una “gran oportunidad” para conducir el ánimo de la gente, pero la derrota también enseña a manejar la frustración y a salir adelante.

El fútbol -dice Castillo- es como “una metáfora de la vida” con sus triunfos y fracasos. “La magia de este deporte es que podemos salir rápido de la derrota, pasar a la expectativa y luego al sueño”.

Finalmente, el llamado ‘deporte rey’ también nos integra y permite conformar una comunidad y crear identidad. (rpp)

¿Qué opinas?

Mira también:

Chimbote: Dictan 10 años de cárcel para padre e hijo que realizaron tocamientos a su hija

Un desnaturalizado padre y su hijo, quienes no tuvieron reparos en atacar a su propia …