Huarmey

Inicio | Artículos Destacados | Salud: Tips para retardar el envejecimiento fisiológico, el objetivo es envejecer saludablemente

Salud: Tips para retardar el envejecimiento fisiológico, el objetivo es envejecer saludablemente

Las células se deterioran y envejecen como consecuencia del estrés oxidativo (oxidación celular), inflamación y la disfunción inmunológica o perdida de defensa ante diferentes patógenos, esto conlleva a un envejecimiento acelerado, daño y muerte celular. Según el tipo de célula más afectada, si se dañan las neuronas produce un deterioro cognitivo o demencia, si se daña el miocardio produce problemas cardiacos, etc.

¿Cómo desaceleramos o retardamos el envejecimiento?

– Dieta antioxidante: el alimento es la energía que ingresa a nuestro cuerpo. Prefieran lo fresco y natural, evitar comidas envasadas, precocidas, enlatadas con preservantes y colorantes. La comida rápida está hecha con grasas trans las cuales ya están prohibidas en muchos países al no ser recomendables para el consumo humano por las repercusiones en la salud que estas desencadenan: enfermedades cardiovasculares, metabólicas, obesidad, fatiga, etc.

– La actividad física continua es una herramienta clave, mientras nos mantengamos funcionalmente activos, viviremos sin dolor, con más movimiento e independencia el mayor tiempo posible.

– Es importante aprender cosas nuevas, manejar nuevas tecnologías, estar al tanto de los hechos que acontecen y mantener una vida socialmente activa, entablar conversaciones espontáneas, agradables e interesantes.

– Mantener una vida sexual funcionalmente activa es fundamental para el bienestar físico y mental, evitar la atrofia de los órganos sexuales. Mejora nuestra vida de pareja, el ánimo y la calidad de vida, reduce las enfermedades cardiovasculares y mentales. No debería haber motivo alguno para que el paciente deje de mantener relaciones sexuales de forma definitiva.

– Está demostrado que gran parte de los pesticidas actualmente utilizados en la industria agrícola son cancerígenos, nos intoxican y repercuten negativamente en la salud, estos productos químicos ingeridos están relacionados con distintos tipos de cáncer y problemas neurológicos (síndrome de hiperactividad y autismo en niños). Asimismo, los metales pesados como el arsénico, mercurio, cadmio, plomo, etc., productos de la contaminación ambiental, pueden alterar la función endocrina o metabólica, sexual y reproductiva, oxidando y dañando la célula. Existen elementos esenciales como el zinc, el selenio y la vitamina C los cuales son antioxidantes que previenen o reducen el daño inflamatorio producidos por los metales pesados.

– La meditación y las técnicas de relajación son muy recomendables, gran porcentaje de nuestras preocupaciones nunca llegan a suceder, tengan un pensamiento pragmático o paralelo, eviten retroalimentarse con pensamientos negativos, una actitud relajada y positiva mejora nuestro sistema inmunológico, mental y evita la somatización de enfermedades (transformación de un síntoma psíquico en uno físico).

– Concéntrense en su respiración, hágalo de 16 a 20 veces por minuto aproximadamente, pero muy pocas veces le prestamos la importancia que merece.

– Existen un sin número de beneficios de la lactancia materna y el parto natural, tanto para la madre como para el recién nacido, mejora la inmunidad generando un factor protector, incrementa la flora bacteriana intestinal y mejora la calidad de vida en general. Evitar la cesárea y el uso de leche en fórmulas es la recomendación actual.

– Tomar sol en horas donde la radiación UV no es tan intensa (antes de las 10 a.m. y posterior a las 4 p.m.), el sol metaboliza la vitamina D en su metabolito activo D3, está comprobado que prolonga la supervivencia, reduce la mortalidad, previene el riesgo de caídas y de deterioro cognitivo. Sin embargo, en zonas foto expuestas se recomienda usar bloqueador solar de protección alta para evitar el foto envejecimiento de la piel, en invierno también.

– El Ph es el grado de acidez o alcalinidad del cuerpo. Está comprobado que la célula se inflama, se oxida y se degenera en un ambiente ácido, lo contrario es mantener a la célula en un ambiente alcalino y esto se consigue reduciendo la sal, el azúcar, oxigenándonos (respiración y ejercicios) y bebiendo líquidos. Manteniendo nuestro cuerpo alcalino lograremos retardar el envejecimiento.

– Evitar automedicarse y consumir tratamientos antibióticos de forma indiscriminada y sin prescripción médica, pues actualmente las bacterias son resistentes a muchos fármacos. Debido a la mutación genética que se ha generado producto del uso incorrecto de los antibióticos, las bacterias se hacen más fuertes y agresivas, además estos fármacos disminuyen nuestra flora bacteriana la cual nos defiende contra ciertos patógenos.

– Es fundamental mantener una buena higiene dental y bucal, nuestra cavidad oral está poblada por una gran cantidad de bacterias, y cuando hay sobrecrecimiento bacteriano podemos ingerirlas o aspirarlas hacia las vías respiratorias, lo que desencadena infecciones.

El envejecimiento es un proceso fisiológico o normal, con el paso del tiempo las funciones de nuestros órganos y células se van deteriorando; sin embargo, resulta bastante interesante determinar la edad biológica del paciente (basada en el estilo de vida) y confrontarla con su edad cronológica (basada en el tiempo de vida per se), de este modo, se descubre si se tiene un envejecimiento fisiológico o, por el contrario, se sufre un envejecimiento patológico o acelerado. El objetivo es envejecer saludablemente con algunas recomendaciones fáciles de implementar. ¡A tener en cuenta!. (vital.rpp.pe)

¿Qué opinas?

Mira también:

Huari: Antamina mejorará vías por 48 millones en San Marcos bajo modalidad de OxI

La Municipalidad Distrital de San Marcos, de la provincia de Huari, en Áncash, otorgó la …