21.3 C
Huarmey
domingo, abril 21, 2024
spot_img

Balance del fín del estado de emergencia en las provincias de El Santa y Casma

La vigencia del estado de emergencia que decretó el Gobierno por 45 días en las provincias del Santa y Casma, en Áncash, concluyó ayer. La Policía Nacional del Perú (PNP) informó que durante ese período se desarticularon 22 organizaciones criminales dedicadas al sicariato, la extorsión y la venta de drogas en la región.

Añadió que se realizaron 1.496 operaciones, se intervino a 190.152 personas y se arrestó a 482 ciudadanos implicados en delitos comunes. También se incautaron 25 armas de fuego, 725 municiones, más de 580 kilos de pasta básica de cocaína y 26 kilos de marihuana.   

Pese a este balance positivo de la PNP, la suspensión de los derechos constitucionales de libertad, seguridad personal e inviolabilidad del domicilio no frenó la ola delictiva que afronta la región en la última década. Desde el 25 de diciembre, cuando se dictó el estado de emergencia, El Comercio ha dado cuenta de que los extorsionadores han seguido intimidando a fiscales y a autoridades locales en Áncash. Entre los fiscales amedrentados, estaban los que investigaban el asesinato del ex alcalde de Samanco (Santa) Francisco Ariza Espinoza.

Especialistas consultados por este Diario señalan que la corrupción política es uno de los principales factores que permitieron que las organizaciones criminales se fortalecieran en Áncash desde el 2007. En los últimos dos años, las mafias han pasado de disputarse cupos por obras civiles a enfrentarse por el control de delitos como el sicariato, la extorsión y el tráfico de terrenos.

Asimismo, varios expertos en seguridad ciudadana que han analizado los casos de Áncash y el Callao aseguran que las medidas excepcionales como el estado de emergencia no pueden, por sí solas, reducir los índices de criminalidad. Al respecto, el jefe de la policía de Áncash, general Juan Gálvez Escalante, calificó de positivo el trabajo de sus colegas en los últimos 45 días, aunque admitió que se debe hacer más para combatir la delincuencia.

“Durante este período se capturó a una banda de colombianos con armamento pesado, se ha detenido a cabecillas de las bandas delincuenciales que están involucradas en varios crímenes”, añadió.

El pasado 23 de enero, los alcaldes de nueve municipalidades de la provincia del Santa solicitaron al Ministerio del Interior la ampliación del estado de emergencia para que la policía capture a los cabecillas de bandas dedicadas a la extorsión y sicariato. No obstante, el Gobierno aún no se ha pronunciado al respecto.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

ÚLTIMAS NOTICIAS