Inicio Noticias Actualidad Colchones y veladores: para que el dormitorio sea un proyecto soñado

Colchones y veladores: para que el dormitorio sea un proyecto soñado

“La vida es sueño y los sueños, sueños son” es la frase que supo inmortalizar el escritor español Calderón de la Barca. No caben dudas que, en todos los sentidos y de todas las formas posibles, en el hogar, si se trata de soñar el dormitorio es el sitio destacado para reponer energías y fantasear con concretar aquellos planes postergados.

Así es que la cama constituye uno de los elementos de mayor importancia en cualquier casa. Las horas de descanso resultan fundamentales para un buen rendimiento durante la jornada laboral y para la salud física y mental de cualquier individuo. La postura adecuada junto con las horas de sueño respectivas, garantizan una calidad de vida óptima.

Ya sea desde la posición en que se ubica, horizontal o vertical, hasta el lugar en el centro o en alguno de los laterales que ocupe, pensar en un mueble como la cama amerita detenerse en los accesorios y complementos que la revistan.

Colchones para elegir

Es por eso que elegir dónde descansar redunda en múltiples beneficios para el organismo e invertir en colchones representa una de las decisiones más importantes en la planificación de la economía familiar. La compra de un colchón debe ser considerada una inversión que redundará en ganancias.

De acuerdo al tamaño de la habitación y a los cuerpos que pretendan reposar en él, pueden dividirse en dos plazas, una plaza y media, King o Queen,

En colchones en oferta también pueden encontrarse distintos modelos de la marca Paraíso en sus presentaciones de dos plazas, Royal Prince a S 899 con protector y dos almohadas viscoelásticas, es decir que recuperan la forma inicial tras mover o levantar la cabeza. El modelo Pocket Star, a S 649, también con dos almohadas y protector es otra opción económica y muy requerida.

En ambos casos caracterizados por el tipo de resortes Pocket, de acero y enfundados en una tela de forma independiente lo cual reduce los movimientos, ideal cuando se duerme en pareja y no se quiere molestar al acompañante en ocasión ser el primero en desertar de las sábanas.

En líneas generales puede encontrarse una amplia gama de precio colchones que varían según su tamaño y el confort de los materiales que lo componen. Desde ya que los más baratos son los colchones para cuna en valores que promedian los S 94 con 110 de alto y 67 de largo, tapizado de algodón y relleno de espuma. En segundo lugar, se ubican colchones inflables a S 159, ideales

para transportar y usar en un camping; y ya por S 169 el colchón de una plaza Zebra resulta una alternativa para salir del apuro.

En el otro arco de precios, los colchones Beautyrest Simmons Platinum de firmeza suave representan la gama más distinguida con valores que van desde los S 7200 hasta los S 4600.

Para una búsqueda intermedia, los colchones Nest con estructura de espuma cuentan con una tecnología sofisticada que los convierte en vanguardia por sus telas con facilidades para circular y mantener la temperatura auto regulada. De allí que su valor aún reducido alcance los S 3299.

Cabeceras para lucir

Como un maridaje ideal para el descanso elegir los colchones y camas que mejor se adapten al ambiente redundará en un buen aprovechamiento del espacio que generará el relax necesario con solo corroborar esa armonía en la disposición de los muebles elegidos.

Asociado a la búsqueda anterior, se desprende que la decoración del dormitorio debe completarse con la elección de una cabecera o respaldo para que el disfrute sea completo. Esta opción debe ser acorde a las dimensiones de la cama, si se pretende ocultar con estilo la lisura fría de la pared. Caso contrario deberá considerarse un tapiz vertical o el color de una pintura que diferencie a la pared sobre la cual se sitúa la cama del resto de las paredes.

El todo se completa, junto a esta cabecera, con un mueble velador que, de modo funcional, mejor se adapte al espacio, tanto para tener los objetos personales más necesarios al alcance de la mano como para contribuir al clima creando una intimidad propicia que estimule la cercanía.

En ese sentido será clave considerar algunas utilidades básicas ligadas a sus dimensiones, como por ejemplo cuántos cajones desea que tenga el velador así como vincular la altura estrictamente con la cama a la cual se asociará.

Un bloque elegante

Pueden parecer detalles obvios pero considerar las medidas efectivas de cada complemento resulta fundamental. Al visualizarlos como bloque, en decoración, cada mueble junto a las cabeceras de cama debe representar una unión elegante. Desde ya que hay tantos tipos de cabeceras como tamaños de colchón y varían de acuerdo al material con el que están hechas, sean de madera, útiles en su terminación para complementar con el velador; o acolchadas, muy cómodas y elegantes diseñadas pura y exclusivamente para el descanso o para una lectura relajada en momentos donde el silencio ayuda a la concentración.

Por ejemplo, una de las mejores consideradas es la Cabecera Issey Granito Queen de estructura de madera y muy fácil de instalar a S 729; en la misma línea, la Cabecera Castelo Queen de

madera pino y tapiz de cuero combinado constituye uno de los diseños más finos a precio de S 559.

Teniendo en cuenta valores, en velador de cama pueden conseguirse a S 129,90 modelos con dos cajones en diferentes tonalidades, sea caoba, nogal, avellana, con resistencia de hasta 5 kilos en colores café o cobrizo, con el adicional de que permiten dotar de cierto estilo juvenil al cuarto.

Hoy por hoy, con diseños modernos, los veladores de melanina son una opción muy requerida, ya armados o con un montaje muy sencillo.

Un hábito saludable

Afortunadamente, aun cuando los estragos ocasionados por la Pandemia parecen ir quedando atrás, la salud continúa siendo parte de la agenda de noticias de todos los días.

Con pequeños hábitos y una rutina sostenida en cuidados diarios basta para incrementar el rendimiento y el bienestar del cuerpo Contar con un buen espacio de confort en el hogar resulta imprescindible para seguir ese mandato.

A fin de cuentas se trata de que la vida sí sea un sueño, saludable y placentero, y el dormitorio, la principal arquitectura para su realización.