Inicio Artículos Destacados Huarmey: Dictan cadena perpetua a depravado que violó a su sobrina de...

Huarmey: Dictan cadena perpetua a depravado que violó a su sobrina de 11 años en Buena Villa

El Juzgado Penal Colegiado Supraprovincial de la Corte Superior de Justicia del Santa dictó sentencia de cadena perpetua a Manuel Jesús Vallejos Quinteros (30), por haber violado y realizado tocamientos indebidos a su propia sobrina de 11 años. Fue encontrado culpable de los delitos contra la libertad sexual en agravio de una menor de edad, y de tocamientos indebidos en agravio de menor.
Según la acusación del Ministerio Público, os hechos ocurrieron en la vivienda de la menor en el AA. HH. de Buena Villa en la ciudad de Huarmey, donde el desalmado abusó de su sobrina en dos ocasiones. La primera vez ocurrió el 25 de diciembre de 2019, en la vivienda del padre de la niña de 11 años. Tras consumar el acto Vallejos Quintero amenazó a la menor con hacerle daño a ella y a su hermanito a fin de que no lo denunciara. La segunda agresión ocurrió en enero de 2020. En otras ocasiones, el sujeto aprovechaba la ausencia de los progenitores para tocar a su víctima.
Cansada de los abusos, la menor decidió contarle todo a su padre, quien denunció al agresor. Un juez de investigación preparatoria dispuso su internamiento preventivo en prisión.
La entrevista en la cámara Gesell a la que fue sometida la menor agraviada, reveló una conducta inestable, ansiedad, sentimiento de culpa al ser cuestionada por su entorno, con indicadores de afectación sicológica, por la situación que le tocó vivir.
En su defensa, Vallejos Quinteros indicó que todo era falso, que nunca habría pensando en hacerle daño a la niña y que en las fechas en las que habría ocurrido la violación, se encontraba trabajando en la cosecha de espárragos. Su abogado solicitó que se le absuelva de los cargos.
Pese a ello, por unanimidad, los integrantes del Juzgado Penal Colegiado Supraprovincial de la Corte del Santa encontraron responsabilidad en Manuel Vallejos Quinteros y lo sentenciaron a cadena perpetua, así como al pago de una reparación civil de 12 mil soles en favor de la víctima.