spot_img
19 C
Huarmey
domingo, mayo 19, 2024
spot_img

Jesús Morante Camacho: Un “Cuchillo” en el fútbol peruano

Uno delos mejores centros delanteros que ha tenido el fútbol peruano, nació en la provincia de Huarmey, departamento de Áncash, el 6 de diciembre de 1930, su nombre JESUS MORANTE CAMACHO. Su niñez la paso en su tierra querida, estudiando y jugando al fútbol con los “Cholitos” de su época, en aquel tiempo era llamado por sus contemporáneos como “Lon”.

Cuando era ya adolescente comenzó a destacar en el balompié local y es así como empezó a jugar oficialmente el año 1945, por el club Manuel Gonzales Prada de aquella época huarmeyana, que fue fundada por don Aurelio Huertas y don Benito Rossell.

“Tenía apenas 15 años y comencé jugando como puntero derecho, mi característica era ser goleador, por mi driblin y la forma de parar y cortar la pelota para el gol, me pusó el sobrenombre de “Cuchillo”, don Aurelio Huertas. Sobrenombre que a hasta la fecha me conocen mis paisanos”; manifiesta Morante Camacho.

Agrega, más adelante por motivos políticos de los años 40 el nombre de Manuel Gonzales Prada, lo cambiaron por el nombre de “Unión Huarmey”, donde alternó con los hermanos  Cornelio, Juan y Víctor  Sal y Rosas, su hermano Juan Morante, Víctor Huertas, Guillermo Salas, Gilberto Dextre, Esteban D´Angelo, entre destacados futbolistas de esa época.

Desde su debut el año 1945, salió campeón y recuerda mucho la definición del campeonato del año 1948 con el club 2 de Mayo, que se jugó en la cancha ubicada al lado norte del río Huarmey, fue un partidazo; recalca muy emocionado el goleador.

Como campeones de aquella época el club Unión Huarmey, viajó a jugar por el Callejón de Huaylas, con los campeones de la zona sierra de Áncash, teniendo el equipo huarmeyano como entrenador a Jorge Realpe, un gran conocedor del fútbol.

“Jugamos cinco partidos en cinco días, en Caraz, Yungay, Carhuaz, y Huaraz, saliendo campeones en dicho torneo. Es allí que, debido a nuestra buena actuación, fuimos contratados varios huarmeyanos para jugar el año 1949 por el club Santa Rosa de Huaraz, y allá la prensa deportiva local me bautizo con la chapa de “Cuchilla” y ese mismo año campeonamos en el estadio “Rosas Pampa”, disputando el título frente al Deportivo Belén, allí termine goleador del torneo con 19 anotaciones. Defendí la divisa de Santa Rosa hasta mediados del año 1952”; señala Jesús Morante.

Ese mismo año en octubre de 1952, se realiza el Primer Campeonato Departamental del Fútbol Peruano, en la ciudad de Lima y gracias a la gestión del periodista ancashino Eugenio Mondragón, el alcalde huaracino Matellini y el Sr. Cueva, se pudo sacar adelante la iniciativa y el club Santa Rosa, como campeón huaracino con la mayoría de jugadores huarmeyanos, más tres casmeños, viajaron a Lima representando al departamento de Áncash.

La delegación ancashina que viajó a Lima, estuvo compuesta por: Eugenio Mondragón (jefe de equipo), Jorge Morante Bayona (presidente), Quirino Melgarejo (delegado), Alberto Zuloaga Reyes (subdelegado) y los equipistas fueron: Guillermo “Yemo Salas (Huarmey), Esteban “Pique” D’Angelo (Huarmey), los hermanos Juan “Chino”, Cornelio “Nello” y Víctor “Manco”  Sal y Rosas (Huarmey), los hermanos Jesús “Cuchillo” y Juan “Zorro” Morante (Huarmey), además de Pedro “Matapollo” Velásquez (Casma), Víctor “Loco” Huertas (Casma), César “Ñato” Chumbes (Huarmey), José ”Pacay” de Paz (Huarmey) y Jorge “Chino” Aoke (Casma).

Era el mes de octubre del año 1952 y se inauguraba el moderno estadio Nacional, el coloso de José Díaz, con capacidad para 45 mil espectadores, había sido construido por el gobierno de don Manuel Odría, quien con otras autoridades deportivas de la época dieron el play de honor.

“Enfrentamos en dicha inauguración a la selección de Lima, que era la gran favorita del torneo. Antes de iniciarse el partido me encontraba sumamente nervioso al igual que mis demás compañeros, nunca habíamos jugado de noche, porque en Huarmey no existía fluido eléctrico en ese entonces, éramos los “patios feos”, pero grande fue la sorpresa en el estadio cuando empezamos a tocar el balón y en una jugada excelente del “Manco” Sal y Rosas centró la bola y recibí el pase eludiendo a dos defensores contrarios, para anotar el primer gol del partido, así como también el primer gol en el inaugurado estadio Nacional, esa acción  ha quedado en la historia del recinto limeño. Al final del partido ganamos a Lima por 5 tantos a 2”; señala con una alegría deportiva.

En el segundo encuentro Áncash se midió con Lambayeque al cual lo venció por 3 a 2, en ese partido vale destacar el golazo olímpico (de tiro de esquina) que anotó Víctor “El Manco” Sal y Rosas, el partido estaba empatado, con ese gol se abrió el marcador.

El tercer partido fue frente a la selección de Tacna, al que también se le ganó por un gol a cero, gol anotado por “Cuchillo” Morante. En el cuarto encuentro se logró vencer también por la mínima diferencia al Callao, nuevamente con el tanto anotado por Jesús Morante. Pero en este partido lamentablemente la selección de Ancash perdió a su arquero “Yemo” Salas, debido a una fractura en la clavícula, causando una gran baja porque no había arquero suplente.

El siguiente encuentro era frente a La Libertad, entraron disminuidos casi sin arquero ya que fue improvisado “Pacay” De Paz, y el resultado fue adverso para Ancash, porque perdió el invicto por 3 a 1. Así en esas circunstancias llega el encuentro final con Arequipa y salieron a la cancha con un nuevo arquero, un huarmeyano residente en Lima llamado Augusto Reyes, pero tampoco pudo suplir a Salas en el arco y Áncash cayó derrotado por 5 a 2.

A pesar de ello la selección ancashina ocupó un lugar preferencial en el campeonato, causando la admiración de propios y extraños que observaron los partidos en el inaugurado estadio Nacional. De 22 departamentos participantes, La Libertad ocupó el primer lugar, Arequipa el segundo lugar, Piura quedó tercero y Áncash en cuarto lugar. Terminó como goleador del campeonato, Jesús Morante, con 9 anotaciones.

El buen desempeño realizado en el campeonato nacional, por “Cuchillo” Morante, le valdría ser requerido por varias instituciones profesionales de Lima, pero fue el club Centro Iqueño que lo tuvo en sus filas, haciéndole una jugosa oferta de 10 soles de oro, previa autorización de su padre don Ricardo Morante Casaverde.

“Ese año debuté por el Centro Iqueño (1953) donde cariñosamente me llamaron “Cholo” quedamos campeones en el torneo relámpago y del apertura, dejando atrás  a equipos como Alianza Lima, Universitario, Municipal, Tabaco y Boys. Después en el campeonato profesional quedamos en el cuarto puesto, resultando como goleador del campeonato con 7 anotaciones”.

Aquí se debe destacar  que los éxitos alcanzados por el Centro Iqueño se le debe al entrenador uruguayo Roberto Scarone, quien había sido campeón mundial con la selección de Uruguay el año 50 en Brasil (Yo era un jugador en bruto pero Scarone me pulió, manifestó muy alegre; Morante). Alternó en aquel entonces con grandes jugadores como: Adolfo Donayre, Fernando Cárpena, Jorge Rojas, Agapito Alegría, Antonio Palomino,así como Jorge Ramos, Jose del Valle,entre otros.

La buena performance realizado en el campeonato le valió a “Cuchillo” Morante, ser catalogado por la prensa deportiva como el mejor centro delantero del torneo. En esas circunstancias fue llamado a la selección nacional que se alistaba para el sudamericano que se realizaría en Lima, en su puesto estaban otros elementos buenos como: Manuel “Chino” Rivera, “El Feo” Salinas, Alberto “Toto” Terry, Daniel Ruiz, Loret de Mola y “Chupón” Castillo; pero en aquel momento el mejor de todos era “Cuchillo” Morante.

Cuando se realizó el examen médico final, los galenos encontraron “una lesión imaginaria” en la rodilla de Morante, razón por la cual fue excluido del plantel ante la sorpresa de todos, pero sin embargo muchos sabían que la argolla había influido en su exclusión y ese año Perú, quedó eliminado del sudamericano de Lima por falta de hombre gol.

“Seguí el año 1954 en el Centro Iqueño, recuerdo que éramos imparables y sombra de los equipos grandes, por aquel tiempo llegó a Lima el campeón colombiano Deportivo Cali, con su estrella el arquero “Caimán” Sánchez, quien estaba invicta su portería por varios meses. Durante ese partido Deportivo Cali – Centro Iqueño, le hice el gol más rápido de su vida (según me diría después el Caimán) al minuto de iniciado el partido, al final ganamos 2 a 1”; sonriente manifestaba “Cuchillo”.

Culminada la temporada del 54, siguió siendo considerado el mejor centro delantero y la “lesión a la rodilla” simplemente nunca existió. Muchos equipos querían tenerlo en su once, pero fue el Juan Aurich de Chiclayo, el que mejor oferta le hizo para tenerlo en sus filas el año 1955, siendo ventajosamente contratado por 50 soles de oro. Su debut se produjo frente al subcampeón chileno Deportivo Magallanes, donde a los 15 minutos de iniciado el encuentro anotó el primer gol y por ende conquistó a la hinchada chiclayana, convirtiéndose en su ídolo; el partido al final concluyó 1 a 1.

“Cuando jugaba en el Aurich, realizamos u  partido amistoso en Aguas Verdes (Tumbes) con el equipo ecuatoriano Emelec, al cual le ganamos, les impresionó mi forma de juego y me hicieron una buena oferta para jugar en Ecuador, pero el presidente del club Juan Aurich, dijo que era necesario e intransferible y me subió el sueldo”.

Asimismo, en el año 1956, el equipo del Aurich representó a Lambayeque en la final departamental que se jugó en Lima, quedando subcampeones tras disputar la finalísima con La Libertad.

Más adelante, entre los años 1957 – 58, fue contratado por el club Carlos Concha del Callao, donde también destacó como goleador del campeonato, siendo nuevamente tentado por el Centro Iqueño. Pero su corazón latía como la de cualquier ser humano y a fines del 58 se retiró del fútbol profesional y regreso a su querido Huarmey. En el año 1959 alternó en el club Miguel Grau, saliendo campeón con dicho equipo que tenía como dirigentes a Jorge Acuña y Emiliano Reyes.

En 1960 se retiró del fútbol activo, llegando a ser posteriormente directo técnico de equipos locales como: River Plate, Alianza de Puerto Huarmey, y en la actualidad dirige al club Huracán, de segunda división, por amor al fútbol dice.

En mérito a su desempeño como futbolista profesional y defender los colores del departamento de Áncash, fue homenajeado en la ciudad de Huaraz, el pasado 31 de enero de 1992, por la prensa deportiva ancashina.

Finalmente dijo: “Les pido a los jóvenes que sigan practicando el deporte para que mañana más tarde sean orgullo de este pueblo huarmeyano y que ojala no demoremos mucho en apreciar a muchachos nuestros jugando en el fútbol profesional. Porque hasta la actualidad Mariano Loo y yo, defendimos el fútbol huarmeyano a ese nivel”; concluyó nuestro entrevistado.

Entrevista concedida por Jesús Morante Camacho.

Autor de la nota: Ernesto Mejía Morante.

Publicado en la revista Huarmey Estilo Regional – Año 1992.

Cuchillo-MoranteFoto medioCuerpoOLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

ÚLTIMAS NOTICIAS